MÁS INFORMACIÓN

El sector del gran consumo estima que la edad de jubilación en España tiene que situarse «cerca de los 70 años» y el país va a necesitar inmigración para hacer frente al «desierto demográfico» que nos espera ante el acelerado envejecimiento de la población. Así lo ha defendido Javier Campo, presidente de AECOC, la patronal que reúne a fabricantes de productos de gran consumo y distribuidores. En el discurso de apertura del congreso que la asociación celebra este jueves y viernes en Madrid, Campo tambén ha clamado contra la «italianización» de la política española, que está paralizando las reformas que necesita el país. Entre ellas, ha mencionado una «profundización» de la reforma laboral de 2012 para flexibilizar el mercado de trabajo.

«No quiero ser negativo ni pesimista», ha advertido Campo, pero «ESpaña necesita aumentar la población activa». Y, a su juicio, eso «significa retrasar la edad de jubilación. La esperanza de vida está en 85 años, en breve llegará a 90. No podemos aspirar a jubilarnos a los 65, tenemos que aceptar que la jubilación se sitúe más cerca de los 70 años».

Al hilo de esta reflexión, ha destacado que en un momento en el que «todos están preocupados por la revalorización de las pensiones», nadie se está preocupando por los jóvenes, que sufren «salarios bajos, empleos precarios y un alto precio de la vivienda». Así, ha dicho, no pueden tener hijos y no podrá mejorar la natalidad. Y además de es mejora de la natalidad, ha dicho, España «va a necesitar inmigración, nos guste o no, para paliar el desierto demográfico en el que nos vamos a convertir», ha afirmado.

Fuente: El País