Las tensiones en Cataluña hicieron que en octubre el Gobierno rebajase la previsión de crecimiento para este año en tres décimas hasta el 2,3%. Sin embargo, ante el foro de inversores extranjeros del Spain Investor Day, Mariano Rajoy adelantó ayer que si Cataluña forma pronto “un Gobierno que acate la Constitución”, el crecimiento podría ser “muy superior” al previsto. Según el ministro de Economía, Luis de Guindos, se podría subir “claramente por encima del 2,5%”.

En presencia de un nutrido grupo de inversores y directivos de empresas cotizadas, Guindos intentó ayer dejar claro que no tenían que preocuparse por Cataluña: según explicó, una vez aplicado el artículo 155, se ha observado una mejora de la actividad en la economía catalana. Y eso llevará a revisar al alza la previsión de crecimiento que se recogerá en los próximos presupuestos de 2018. La última estimación del 2,3% ha sido “demasiado prudente”, dijo. ¿Cuánto se subirá entonces? Pues “claramente por encima del 2,5%”, indicó Guindos. El titular de Economía ya había asegurado en varias ocasiones que si se estabilizaba la situación catalana la economía crecería cerca del 3%.

Poco antes, el presidente Rajoy argumentó en este mismo evento que la única “sombra” que acecha a la economía española es la incertidumbre en Cataluña.

Este precisamente ha sido uno de los asuntos por los que más han indagado los inversores extranjeros que se citan ayer y hoy en el VIII Spain Investors Day, un foro creado en 2010 y en el que se encuentran 39 empresas cotizadas y más de 170 inversores internacionales. Organizado con la colaboración de BNP Paribas y Exane y con Grant Thornton, Aon, Cecabank, BME, Linklaters, Equipo Económico, Icex, Black Toro y PRISA (editora de EL PAÍS) entre los patrocinadores, en este evento las compañías pueden explicar sus resultados y planes de negocio a los fondos foráneos, que buscan oportunidades en Bolsa. “Han preguntado mucho a las empresas que tienen exposición a Cataluña”, comenta Benito Berceruelo, consejero delegado de Estudio de Comunicación, empresa que organiza el foro.

También suscitó un interés sustancial el sector inmobiliario, ahora que empieza a vivir una recuperación. Precisamente Rajoy destacó ante los inversores la incorporación paulatina al crecimiento de la rama de la construcción durante 2017. “Lo está haciendo sin desequilibrios y permitirá crear más empleo”, señaló.

Rajoy ofrece estabilidad y reformas

Rajoy aseguró ante representantes de fondos internacionales que “hay que continuar con la estabilidad presupuestaria y las reformas a pesar del entorno más complicado en esta legislatura que en la pasada”. Esa es su receta para que España siga teniendo avances robustos del PIB. Esos crecimientos han hecho que este año acudan más inversores y analistas de peso al Spain Investors Day, apuntan asistentes y organizadores.

Fuente: El País