El Gobierno echa un cable al taxi y acusa a Cabify o Uber de competir con ventaja

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/El Gobierno echa un cable al taxi y acusa a Cabify o Uber de competir con ventaja

Al cumplirse un mes de la tregua que los taxistas dieron en su guerra contra Cabify, Uber y similares, el titular de Fomento, José Luis Ábalos, lanzó el jueves un alegato a favor del sector del taxi, aunque fallara a la hora de presentar iniciativas novedosas. En una comparecencia parlamentaria solicitada por el propio Gobierno, el ministro pospuso el anuncio de nuevas medidas a la reunión de todos los sectores afectados que debe celebrarse en septiembre. Mientras tanto, Ábalos atacó a los vehículos de transporte con conductor —los conocidos como VTC— por competir con ventaja.

MÁS INFORMACIÓN

El ministro insistió en la necesidad de respetar unas de las reivindicaciones básicas del sector: cumplir la norma que establece una ratio obligatoria de 30 taxis por cada VTC. Una proporción que ahora está lejos de respetarse, y que con el alud de sentencias de los últimos meses se va a incumplir aún en mayor proporción.

El goteo de decisiones judiciales que supone la concesión de nuevas autorizaciones de vehículos que operan como Cabify —unas 9.000, según dijo el ministro— puede llevar a que en algunas grandes ciudades se llegue en un futuro cercano a una proporción de dos taxis por cada VTC, avisó Ábalos.

Ahora, esta relación es ya de un vehículo de firmas como Uber y Cabify por cada seis taxis y “de uno por cada tres en algunas ciudades o incluso menos”, detalló el ministro durante su comparecencia en el Congreso para dar cuenta sobre el conflicto abierto entre estos dos sectores. Este desequilibrio deriva del aluvión de miles de licencias de VTC que los tribunales están dando consecuencia del vacío legal que se abrió en el sector hace una década.

Pero Ábalos no se conformó con anunciar el mayor desequilibrio que amenaza al sector del transporte urbano. También arremetió contra las VTC, al afirmar que este sector, que engloba a empresas como Uber y Cabify, compiten “de forma desigual y con ventajas” frente al taxi. “Los VTC no están sujetos a la regulación de tarifas, horarios y calendarios de las administraciones autonómicas y locales como lo está el taxi”, dijo. La solución que planea el Gobierno —de la que no dio grandes detalles— deberá aportar “racionalización, justicia y equidad en el trato”, añadió.

Cuatro peticiones

Ábalos se refirió a las cuatro peticiones que había hecho el sector del taxi como condición para no reanudar la huelga que en verano paralizó las arterias principales de ciudades como Madrid y Barcelona. Entre los planes del Gobierno, está la transferencia de las competencias a las comunidades autónomas —el ministro matizó que en realidad no se trata de transferir competencias, ya que las autonomías ya tienen ese poder; sino tan solo de habilitarlas para ejercerlo—; la creación de un grupo de trabajo de buenas prácticas en la conferencia sectorial de septiembre, el compromiso de no conceder nuevas autorizaciones VTC —compromiso que el titular de Fomento dijo que se había respetado—; y la puesta en marcha de una web de registro y control de los vehículos, página que debe estar lista este año.

Fuente: El País

2018-08-30T19:33:15+00:00