El Gobierno aprueba una moratoria de dos años para aplicar el WLTP

/, Actualidad Económica, Cinco Días/El Gobierno aprueba una moratoria de dos años para aplicar el WLTP

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha aprobado un régimen transitorio a la aplicación del nuevo ciclo de homologación de consumos y emisiones WLTP (Procedimiento Mundial Armonizado para Ensayos de Vehículos Ligeros, por sus siglas en inglés) hasta el 31 de diciembre de 2020, de forma que se usarán unos valores correlados para reducir el impacto sobre el sector.

Según fuentes de la negociación consultadas por Europa Press, el Consejo de Ministros de este viernes dará ‘luz verde’ a la petición del sector de aplicar unas medidas de “transición” en la adaptación del protocolo WLTP, que entrará en vigor este sábado 1 de septiembre.

Después de semanas de negociación, el Departamento que dirige Reyes Maroto ha aceptado aplicar unos valores correlados con la llegada del WLTP que permitirán reducir el impacto sobre el sector, ya que son más similares al ciclo anterior NEDC.

La diferencia con las mediciones NEDC, con dichos valores correlados, permitirá reducir a un 5% de media el impacto de precio en España que podrían alcanzar los automóviles con el WLP, en comparación con la subida del hasta 20% que se registraría sin estos valores adaptados.

PRUEBAS MAS REALISTAS.

El nuevo WLTP incluye pruebas, también en laboratorio, que son más realistas que el ciclo anterior, lo que permitirá que los consumos y las emisiones se acerquen más a los datos reales de conducción. No obstante, esto provocará que un mismo coche publique mayores emisiones con el nuevo protocolo respecto al NEDC.

Esto podría provocar que muchos de los automóviles exentos en la actualidad del pago del impuesto de matriculación en España serían ‘penalizados’ con este gravamen y también que otros que ya lo pagaban tuvieran que afrontar un tramo fiscal mayor.

Los tramos de dicho impuesto en España son de 0% para vehículos con emisiones menores o iguales a 120 gr/km de CO2; 4,75% para vehículos con emisiones mayores a 120 y menores a 160 gr/km de CO2; 9,75% para vehículos con emisiones mayores o iguales de 160 y menores de 200 gr/km CO2, y 14,75% para vehículos con emisiones mayores o iguales a 200 gr/km CO2.

La decisión de Industria se produce después de analizar distintas posibilidades sobre este nuevo ciclo de homologación, entre ellas la de aplicar “un régimen transitorio” de uno o de dos años. Finalmente ha optado por la segunda opción.

El objetivo de esta medida es dar tiempo a las marcas a implementar los avances que permitan no perder competitividad ni experimentar un desposicionamiento comercial de su gama de producto por el cambio de fiscalidad al pasar a tener mayores emisiones respecto a la homologación anterior.

Así, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo se posiciona en la misma línea que otros países europeos, que también han optado por este tipo de medidas ante el impacto previsto que tendrá el WLTP en los próximos meses y que ha motivado un fuerte incremento de las ventas de coches en verano, ya que se han aplicado grandes descuentos para reducir los stocks de vehículos.

De no autorizarse este “régimen transitorio”, las marcas tenían solo hasta el próximo 31 de diciembre para seguir vendiendo el denominado “fin de serie” de algunos modelos que no estén homologados con WLTP. El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo permitía que se matriculase
bajo esta clasificación hasta un 10% del volumen de ventas contabilizado por cada marca durante 2017.

Fuente: Cinco Días

2018-08-31T10:53:02+00:00