El futuro solar: sin primas, con autoconsumo y PPA

/, Actualidad Económica, Cinco Días/El futuro solar: sin primas, con autoconsumo y PPA

Tras largos años de anemia crónica por la crisis y el posterior recorte de las primas, el sector fotovoltaico español recobra poco a poco su energía y comienza a recuperar posiciones. Aunque esta vez, aprendidas las lecciones del pasado y aprovechando su vasta experiencia en el exterior, las empresas han decidido cambiar el riesgo regulatorio –su dependencia del Gobierno– por el de mercado, a la caza de proyectos bilaterales de largo plazo (PPA) y de autoconsumo.

“2017 fue un año de inflexión en España. Las subastas del ejercicio pasado [esta tecnología se llevó en la de julio 3.900 megavatios de los más de 5.000 otorgados, aún en trámites para su construcción] han supuesto un cambio cualitativo y cuantitativo, pese a los desacuerdos con el modelo”, aprecia José Donoso, director general de la Unión Española Fotovoltaica (Unef).

Las empresas cambian el riesgo regulatorio por el de mercado ante la falta de confianza en las políticas gubernamentales

De hecho, hay 30.000 megavatios solar en trámites, “reflejo del movimiento del mercado y la competitividad de esta tecnología, dice, y de la que se espera se convierta en potencia instalada en los próximos años.

Convenios bilaterales

Los famosos contratos de compraventa de energía de forma directa a los generadores (en inglés, power purchase agreement), de moda en el mundo corporativo para garantizar un suministro eléctrico renovable, es otra de las tendencias que vaticinan que la actividad resplandezca otra vez en un horizonte no muy lejano.

“La caída de los precios de la fotovoltaica, sumada a la recuperación de los precios de la energía, la ingente disponibilidad del recurso, la mejora del entorno macro y el incremento del apetito inversor aumentan el atractivo de los contratos PPA en España”, recoge el informe 2017: el inicio de una nueva era para el sector fotovoltaico, presentado este mes por Unef.

La caída de los precios de la fotovoltaica, la mejora del entorno y el auge del apetito inversor aumentan el atractivo de los contratos PPA en España

Su impacto se verá reflejado, sin embargo, en las estadísticas del próximo año, correspondientes a 2018, dado que la apetencia por esta fórmula comenzó a registrarse en España desde mediados de 2017 por “la falta de confianza en las políticas gubernamentales”, aclara Donoso.

A diferencia de EE UU o el norte de Europa, donde grandes multinacionales empezaron a usarlo desde hace 10 años, aunque su eclosión no fue hasta 2015, según Bloomberg New Energy Finance (BNEF).

El potencial de los tejados

Pese al impuesto al sol, que el nuevo Ejecutivo quiere eliminar mediante consenso o decreto este otoño y que ahora se incluye también en el plan de choque –así como facilitar los PPA– para bajar la factura de electricidad, el autoconsumo es el responsable del alza de la actividad fotovoltaica en España.

Así, en 2017 se instalaron 135 megavatios, un incremento del 145% respecto a 2016, de los que casi el 80% de ellos fue a parar a los tejados. En concreto, al campo, industrias y servicios, cifra el informe.

MÁS INFORMACIÓN

Es el mayor nivel registrado desde 2012 (ver gráfico), mientras que solo el autoconsumo aumentó un 125% frente al año anterior. Una evolución favorable ligada también a la sentencia del Tribunal Constitucional, que en mayo de 2017 levantó la prohibición al autoconsumo colectivo, lo que crecerá aún más cuando se materialice la revocación de este controvertido peaje –en Unef prefieren que sea por decreto para evitar más dilaciones–.

A pesar de que la fotovoltaica aplaude las decisiones del Gobierno, más sensible a las políticas renovables, advierte de la necesidad de adoptar medidas de largo plazo que eviten el “parón, subidón, parón, acelerón” que lo ha caracterizado, y generar así estabilidad para atraer más inversiones.

Las cifras

El futuro solar: sin primas, con autoconsumo y PPA

Global. China mantiene su liderazgo como potencia fotovoltaica, con 53,1 gigavatios (GW); seguido de EE UU, con 10,6 GW; India, con 9,1 GW, y Japón, 7 GW. Ya hay más de 400 gigavatios de potencia acumulada. En 2017 se instalaron 100 GW, una subida del 30% respecto al ejercicio anterior.

Europa. El sector deja atrás su tendencia descendente en 2017 y aumenta un 30% frente a 2016, con 7 GW de nueva potencia. En total, esta región acumula 113,5 gigavatios.

España. Castilla-La Mancha, Andalucía, Extremadura, Castilla y León y Murcia aglutinan el 70% de la capacidad instalada, mientras que Galicia, Cataluña y Andalucía dominan en autoconsumo.

Fuente: Cinco Días

2018-09-30T18:42:10+00:00