El exjefe de Seguridad de Iberdrola Antonio Asenjo anunció hace unos días que dejaba de colaborar con la Fiscalía Anticorrupción y lo ha cumplido este miércoles en su tercera declaración ante el juez que investiga los encargos de la eléctrica al comisario jubilado José Manuel Villarejo. Asenjo se ha negado a confirmar quiénes participaban en los cuatro audios que le han hecho escuchar y el contenido de lo que en ellos se decía.

MÁS INFORMACIÓN

Tras la cuarta grabación, se ha acogido a su derecho a no declarar y ya no ha contestado a más preguntas. La defensa de Asenjo mantiene en un escrito presentado hace unos días que las grabaciones no son originales y que han sido editadas, por lo que al no poder confirmar su procedencia a su cliente no le conviene hablar más sobre ellas. En el escrito, Asenjo decía sentirse engañado por Anticorrupción y por el juez que instruye la causa, Manuel García-Castellón. También pedí que se anularan sus primeras declaraciones alegando que no se le leyeron sus derechos antes de empezar. 

En sus dos primeras declaraciones, a principios de febrero, Asenjo respondió a preguntas durante unas siete horas. Declaró que el presidente de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán, no conocía los encargos que durante más de una década se firmaron con las empresas de Villarejo. Se trata de 17 trabajos que el comisario hizo por encargo de Asenjo, entre 2004 y 2017, por los que la eléctrica pagó 1,1 millones de euros. 

El escrito que la defensa de Asenjo presentó el lunes pasado relata que el exdirectivo estaba tan nervioso por declarar ante el juez que no tiene «una imagen nítida de la primera hora de su declaración». Según este relato, Asenjo estaba ansioso por «ofrecer luz a lo que entendía era un enorme y fatal malentendido que había ocasionado la pérdida de su trabajo y unos quizá irreparables perjuicios al empleador con el que se había desarrollado profesionalmente».

Dos de los cuatros audios que se han escuchado en la Audiencia Nacional mencionan al expresidente de Endesa Manuel Pizarro, según fuentes jurídicas presentes en la declaración. Según ha publicado El Confidencial -esta pieza sigue secreta-, Villarejo hizo un informe con información sobre Pizarro, gran rival de Iberdrola, en 2004. 

Asenjo relató en sus primeros interrogatorios que el responsable de contratar a Villarejo fue él, que lo hizo convencido de que el policía se encontraba en excedencia y que nunca sospechó que sus métodos fueran ilegales. También negó haber espiado al presidente de ACS, Florentino Pérez. 

Fuente: El País