El BCE calienta la carrera para suceder a Draghi

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/El BCE calienta la carrera para suceder a Draghi

A Mario Draghi, el hombre que definió la respuesta europea a la mayor crisis financiera en 80 años, le quedan solo 14 meses al frente del Banco Central Europeo (BCE). La carrera para renovar la que probablemente sea la institución europea con más poder real arrancó el pasado 1 de junio con el inicio del mandato de Luis de Guindos como vicepresidente; continuó el viernes con el cierre del plazo para elegir al nuevo jefe de supervisión bancaria; y concluirá con un gran broche final el 1 de noviembre de 2019, día en el que debe tomar posesión el nuevo presidente —o presidenta—, una pugna en la que el alemán Jens Weidmann parece perder enteros.

MÁS INFORMACIÓN

La merma de posibilidades del jefe del Bundesbank, el halcón Weidmann, se vislumbró el pasado jueves, cuando el diario alemán Handelsblatt informó del creciente interés de la canciller Angela Merkel por colocar a un alemán como presidente de la Comisión Europea —puesto en el que, según esta información basada en una fuente sin identificar del Gobierno alemán, apostaría por su mano derecha y actual ministro de Economía, Peter Altmaier—.

De confirmarse este movimiento, las opciones de Weidmann, antiguo asesor de la canciller y presidente del banco central alemán desde 2011, se reducirían prácticamente a cero, por la imposibilidad de que dos alemanes copen las dos instituciones más poderosas. Pesaría también en su contra los recelos de los socios mediterráneos por sus críticas a las medidas extraordinarias de política monetaria impulsadas por Draghi.

En este juego de sillas, sube un escalón para hacerse con el preciado trono de Draghi el francés François Villeroy de Galhau. También mejoran posiciones los finlandeses Olli Rehn o Erkki Liikanen. A lo largo de 2019 también habrá que buscar remplazo para dos miembros del poderoso Consejo de Gobierno del BCE: el francés Benoît Cœuré y el belgo-alemán Peter Praet.

Todos estos movimientos se jugarán en futuras batallas políticas de incierto resultado, en las que habrá que conjugar equilibrios geográficos, ideológicos, de género y, por supuesto, personales. Mientras estas escaramuzas se aclaran, urge ahora buscar un sustituto para la francesa Danièle Nouy, cuyo mandato como presidenta del Consejo de Supervisión —el organismo que controla los bancos de la zona euro— expira el próximo 31 de diciembre.

El BCE fija como requisito para este puesto contar con “reconocido prestigio y experiencia en asuntos bancarios y financieros”. Un comité creado por el Consejo de Gobierno del Eurobanco valorará las candidaturas y, una vez entrevistados, someterá a votación del Parlamento la propuesta de presidente de uno de los precandidatos.

Fuente: El País

2018-08-24T12:49:15+00:00