Tras la imputación del BBVA, el banco ha empezado a sacrificar a ejecutivos que considera que pueden estar relacionados con el caso Villarejo. Este martes por la tarde, el banco anunció la salida de un miembro del comité de dirección, un ejecutivo histórico del banco, Eduardo Arbizu (Pamplona, 1963).

Arbizu entró en la entidad en 2002, cuando Francisco González ya ejercía la presidencia única de la entidad. Su primer cargo fue director general de asuntos legales, posteriormente pasó a la dirección de los servicios jurídicos y en 2007 amplió sus funciones a la asesoría fiscal, auditoría y cumplimiento. En este cargo estuvo hasta 2011, año en el que asume toda la responsabilidad legal y compliance, es decir, el área que se encarga de que exista cumplimiento normativo interno y externo. El año pasado fue promocionado a máximo responsable de Regulación y Control Interno, y reportaba al consejo de administración a través de los correspondientes comités.

MÁS INFORMACIÓN

El BBVA emitió un comunicado escueto con el relevo y no quiso realizar ningún comentario sobre la posible relación entre la salida de Arbizu y el caso Villarejo. Ana Fernández Manrique ha sido nombrada responsable del área de Regulación y Control Interno, sustituyendo a Arbizu, «que abandona la entidad tras una exitosa carrera en BBVA de prácticamente dos décadas», dice la nota. El ejecutivo saliente declara, a través de la nota del banco: “Ha sido un honor y estoy muy agradecido de haber formado parte de este gran Grupo todos estos años”.

Ana Fernández Manrique, actual directora de riesgos no financieros, ha desempeñado, durante más de veinticinco años en el grupo, funciones en los ámbitos de finanzas, estrategia y fusiones y adquisiciones, inmobiliario y banca minorista, entre otras. “Estoy muy ilusionada y quiero agradecer la confianza depositada en mí para afrontar este gran reto”, dijo Fernández Manrique.

Arbizu tiene una larga trayectoria en banca. En 1992 fue Secretario General y Asesor Jurídico de Barclays Bank en España y desde 1997 hasta 2002 ocupó el puesto de consejero delegado y responsable de banca comercial del grupo Barclays en Europa Continental.

Fuente: El País