El Banco de España pide que se equilibren los ajustes en pensiones con más ingresos

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/El Banco de España pide que se equilibren los ajustes en pensiones con más ingresos

El gobernador del Banco de España, Luis Linde, ha pedido en el Congreso este lunes que se compense con más ingresos el recorte aplicado a las pensiones por las reformas. Para mantener el “equilibrio” y “no entrar en una carrera de expectativas que no se puedan cumplir”, “las pensiones exigen medidas de impuestos y medidas de gastos”, ha declarado. “La decisión de cómo hacerlo corresponde a esta Cámara”, ha concluido.

MÁS INFORMACIÓN

En su comparecencia ante el Congreso para analizar los Presupuestos Generales del Estado, Linde ha explicado que el envejecimiento de la población disparará el gasto público hasta el entorno del 21% del PIB en 2050, combinando pensiones, sanidad y cuidados de larga duración. Estos son los cálculos de la Comisión Europea, que cifra ahora mismo estas partidas en el entorno del 19% del PIB. Además, el gobernador ha destacado que las reformas aprobadas lograrían, en un contexto económico favorable, que se reduzca poco a poco el déficit de la Seguridad Social, en estos momentos situado en el entorno del 1,5% del PIB. 

“Ahora bien, en ausencia de incrementos adicionales de los ingresos, el ajuste se produciría principalmente a través de una disminución de la tasa de sustitución de las pensiones públicas”. Es decir, tal y como también apunta la Comisión, se recortaría la relación entre la pensión media y el salario medio, lo que según los expertos podría entrañar una pérdida significativa de poder adquisitivo. O dicho de otro modo: se mantendría el mismo nivel de gasto sobre PIB para casi el doble de pensiones. Por este motivo, Linde ha declarado que en el futuro “la clave consiste en alcanzar un equilibrio entre las tasas de sustitución de nuestro sistema de pensiones que se pretenden asegurar y los ingresos necesarios para garantizar la sostenibilidad del sistema”. O lo que es lo mismo, ha recomendado que el ajuste no sólo descanse en los recortes, tal y como se plantea ahora con el factor de sostenibilidad que recorta la pensión inicial en función de cuánto aumente la esperanza de vida, y el índice de revalorización anual de las prestaciones que vincula las actualizaciones al estado de las cuentas de la Seguridad Social. Según la Comisión, estas reformas junto a la de 2011 aseguran que el gasto sobre PIB en pensiones quede contenido durante los próximos 30 años.

El gobernador no ha indicado cuánto se deberían subir más los ingresos, dejándolo en manos del Congreso. Dicho esto, sí que ha advertido de que para mantener las tasas actuales de sustitución de las pensiones, “que son muy elevadas en comparación internacional”, haría falta “incrementos muy significativos de los ingresos del sistema”. De lo que se desprende que no bastaría solo con iniciativas para engordar la recaudación. Y ha añadido: “En todo caso, es deseable que cualquier estrategia de reforma elegida aumente la transparencia del sistema, refuerce la relación entre contribuciones y prestaciones, y mantenga un mecanismo de ajuste que garantice el equilibrio financiero”. Máxime cuando, según Linde, la economía española todavía presenta importantes “desequilibrios, como el elevado endeudamiento público, las necesidades de financiación del exterior y la persistencia de niveles todavía muy elevados de desempleo”.

Linde ha señalado que el gasto en pensiones contributivas subirá este año un 3,5%, lo que hará que el peso del gasto en pensiones sobre el total del Estado y la Seguridad Social se eleve en 2018 hasta el 40,9% frente al 40,5% del año anterior.

Fuente: El País

2018-04-16T16:26:59+00:00