El 11,7% de las empresas catalanas contempla que haya independencia en el futuro

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/El 11,7% de las empresas catalanas contempla que haya independencia en el futuro

El 11,7% de las empresas catalanas considera que el futuro político de Cataluña pasa por un escenario de independencia, mientras que el 58,5% contempla ese futuro dentro de un sistema autonómico como el actual o más federal, bien con más descentralización (39,7%) o exactamente igual que en la actualidad (18,3%). Así lo recoge una encuesta realizada para la Cámara de Comercio de España sobre el clima empresarial en Cataluña por Sigmados realizada entre el 17 de mayo y el 12 de junio entre 826 empresas catalanas de más de cinco empleados. De la encuesta se desprende también que el 36,8% de los empresarios catalanes cree que la situación económica empeorará si continúa el clima actual de inestabilidad política en Cataluña, mientras que un 35% cree que seguirá igual y un 20,2% piensa que incluso mejorará.

La encuesta, que también incluye consultas a 400 empresas no catalanas, se centra en los dos posibles escenarios de mantenimiento de la incertidumbre ligada al proceso independentista o el de estabilidad política en el marco constitucional. En ese sentido, destaca que el optimismo de los empresarios, tanto catalanes como del resto de España, aumenta a medida en que se tiene a una situación política más estable. A su juicio, un marco político estable permitirá que la economía crezca más; que aumente el nivel de renta, las ventas y el consumo; que se cree más empleo y mejore la seguridad jurídica, las condiciones de financiación y la evolución de la inflación sea más favorable.

Al contrario, en un escenario de incertidumbre, esos mismos aspectos muestran indicadores negativos. En el caso de que la situación política y de seguridad jurídica se estabilice, un 58,3% de los empresarios catalanes considera que la marcha económica mejorará, frente a solo un 3,1% que cree que empeoraría y un 31,1% que cree que seguiría igual.

El  40% de las compañías prefiere un sistema más descentralizado que el actual

Por otro lado, los datos del Observatorio Económico-Empresarial de la Cámara de España demuestran un deterioro en los indicadores económicos de Cataluña. Según los datos del organismo, el 73% de los 75 indicadores que analiza se comportaron peor en Cataluña que en el resto de España en términos interanuales. Esta cifra supone un empeoramiento de 14 puntos porcentuales respecto al mes de abril y es la más alta desde el inicio de la serie en 2016, cuando era del 41%, e incluso peor que en octubre de 2017 (después del referéndum), que era el 66%.

Bonet: “No todas las empresas volverán”

El presidente de la Cámara de España, José Luis Bonet, ha señalado en rueda de prensa que todos estos datos demuestan que “para que vayan bien las empresas, el entorno político tiene que permanecer estable”. En ese sentido, ha subrayado que los efectos negativos del procés catalán pueden ser revertidos si mejora la situación política; pero que si “va hasta el final [es decir, la independencia], hará daño de verdad”. “Si se estabiliza la situación política, las empresas mejorarán sustancialmente y los indicadores de Cataluña serán mejores”, explicó tras lamentar la pérdida de oportunidades y la reducción del lucro cesante de las empresas catalanas y, como consecuencia, la posición de liderazgo de Cataluña “que le corresponde” en el contexto español. 

Bonet, uno de los empresarios catalanes (es presidente de Freixenet) que más beligerante ha sido contra el procés, también ha señalado que el impacto previsto a finales del año pasado “no ha sido tan malo”, si bien hay un daño de “lucro cesante” y empieza a reflejarse en los datos por factores como el turismo, pero por ahora “no hay nada catastrófico”.

Sobre la decisión de Agbar de volver a instalar su sede social en Cataluña, Bonet dijo que “tiene toda la lógica del mundo que la empresa que gestiona el agua de Barcelona vuelva a Barcelona”. Según los datos de la Cámara, se han deslocalizado en torno a 4.500 empresas fuera de Cataluña. “Ojalá haya más empresas de las que se han ido que consideren que la posibilidad de independencia tiende a cero y empiezan a volver”, deseó. En todo caso, vaticinó que “habrá algunas, como las instituciones financieras, que no lo harán porque necesitan tener el mínimo riesgo de salir de UE”.

El nuevo aumento de la espiral independentista tras el discurso de Quim Torra del martes vuelve a poner sobre la mesa la posibilidad de aplicar el artículo 155 de la Constitución. Ante ello, Bonet  manifestó que “el 155 demostró que era un mecanismo positivo para restablecer la normalidad constitucional; pero ahora, miestras se hable y no se haga, no habría que aplicarlo de nuevo. Si se hiciera, sÍ”. Y sobre Torra reconoció la figura legítima como presidente de la Generalitat, por lo que hay que respetarle; pero criticó los términos que emplea y que vaya por una vía unilateral sin tener en cuenta el impacto perjudicial en la economía.

Fuente: El País

2018-09-05T11:22:39+00:00