Dia despide a su director corporativo, suspendido desde hace un mes

/, Actualidad Económica, Cinco Días/Dia despide a su director corporativo, suspendido desde hace un mes

Amando Sánchez, director corporativo de Dia, ha salido de la empresa de supermercados después de un mes suspendido de sus funciones y tras siete años en la misma. La decisión de suspenderle de empleo fue la primera que el equipo gestor, encabezado por el consejero delegado Antonio Coto, tomó tras confirmarse el profit warning anunciado a mediados del mes pasado.

Tal y como adelantó la agencia Efe en la tarde de ayer, el nombre de Sánchez Falcón ha dejado de aparecer en la web corporativa de Dia como miembro de su comité de dirección. Un portavoz de la compañía confirmó la salida de Sánchez de la empresa, sin facilitar mayores detalles.

Sánchez Falcón aterrizó en la cadena de supermercados en diciembre de 2011. Este directivo era responsable del negocio en Portugal y también máximo responsable de las finanzas del grupo, aunque a él reportaba el director financiero, Antonio Arranz.

El ejecutivo pertenecía al equipo del anterior consejero delegado, Ricardo Currás, que fue destituido en agosto.

En ese momento se especuló con su deseo de dejar la compañía pues su relación no era especialmente fluida con el nuevo consejero delegado, Antonio Coto, ni tampoco con el grupo inversor de capital ruso, Letterone, que se ha convertido en el primer accionista de la empresa con más de un 29% del capital.

Sánchez Falcón llegó a Dia como director ejecutivo corporativo, siendo responsable de supervisar la dirección financiera, la dirección jurídica, la dirección de relaciones externas y la de relaciones con inversores. Era miembro del comité ejecutivo de la compañía y fue un estrecho colaborador del ex consejero delegado de la compañía, Ricardo Currás, quien fue cesado en agosto. Es Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Autónoma de Madrid.

Anteriormente a su etapa en Dia, Sánchez fue director financiero y de estrategia y desarrollo corporativo en Abengoa, empresa para la que trabajaba desde 1998.

Fuente: Cinco Días

2018-11-19T20:22:53+00:00