Daimler abrirá cuatro nuevas plantas de producción “a finales de esta década”

/, Actualidad Económica, Cinco Días/Daimler abrirá cuatro nuevas plantas de producción “a finales de esta década”

El presidente del Consejo de Administración del fabricante automovilístico alemán Daimler y director de Mercedes-Benz, Dieter ZetscheEl presidente del Consejo de Administración del fabricante automovilístico alemán Daimler y director de Mercedes-Benz, Dieter Zetsche EFE

El grupo automovilístico Daimler agregará cuatro nuevas plantas a su red de producción “a finales de esta década”, que se ubicarán en Polonia, Hungría, Rusia y China, según ha asegurado el presidente de Daimler, Dieter Zetsche, en la junta anual de accionistas de la compañía.

Además, la firma señaló que está ajustando su producción a un ‘mix’ de sistemas de propulsión para permitir que cada modelo se pueda producir en cada línea de montaje en la próxima década.

Por su parte, Daimler lanzará “más de una docena” de vehículos nuevos este año. Tal como explica la firma, entre otros modelos, la compañía ya presentó en los tres primeros meses del año el nuevo Mercedes-Benz Clase G, el nuevo Clase A, así como el Mercedes-AMG GT de cuatro puertas, por lo que Zetsche ha destacado que la ofensiva de productos “mantiene su ritmo acelerado”.

Daimler subraya que lo más destacado de 2018 de Mercedes-Benz Vans será el nuevo Sprinter. Además, los motores de combustión “ultramodernos” se están desarrollando para contribuir a una mayor reducción de las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

“Está absolutamente claro que los fabricantes de automóviles somos responsables de conciliar la movilidad individual con la protección del clima y el aire limpio”, ha señalado el directivo.

Sin embargo, Zetsche, advirtió hoy de que las multimillonarias inversiones en automóviles eléctricos que lleva a cabo el grupo son positivas para el medio ambiente, aunque no lo son tanto para los
resultados de la compañía. En su intervención ante la Asamblea General de accionistas del consorcio, Zetsche indicó que “más coches eléctricos son buenos para el balance de CO2 pero no tan buenos para nuestro balance”, aunque precisó que esos efectos negativos serán “temporales”.

Zetsche subrayó el papel de los vehículos diesel para la reducción de emisiones, rechazó las prohibiciones a su circulación que podrían poner en práctica las ciudades alemanas y defendió concentrarse, en su lugar, en la innovación. Afirmó que con las actualizaciones del software de los automóviles pueden reducirse las emisiones en un 25% y dijo que los diesel modernos “no son un problema sino parte de la solución”.

“Las anunciadas actualizaciones de software para más de tres millones de vehículos son una efectiva y comparativamente rápida solución”, aseguró. También defendió la conducción autónoma, que se ha visto en el centro de la polémica las últimas semanas tras los accidentes registrados por
algunos automóviles de este tipo, y aseveró que su impulso “reducirá el número de accidentes de manera significativa”.

Respecto a la entrada el pasado febrero en Daimler del inversor chino Li Shufu, fundador del consorcio automovilístico Geely -quien con una participación de casi el diez por ciento se ha convertido en el mayor accionista individual del grupo alemán-, Zetsche dijo que “ofrece muchas
nuevas oportunidades”. Señaló que las primeras conversaciones con Shifu se han desarrollado
“de manera muy positiva” y que el inversor quiere comprometerse a largo plazo con el consorcio, tras recordar que China es el mercado más importante para la compañía.

En 2017 Daimler registró un beneficio neto de 10.900 millones de euros, un 24 por ciento más que el año anterior y un récord en la historia de la compañía. La facturación creció un 7% hasta los 164.300 millones de euros y el grupo propondrá hoy a la asamblea general un reparto de dividendos de 3,65 euros por acción, lo que representa un incremento del 12%, el máximo pagado hasta el momento

En cuanto al vehículo eléctrico, el grupo ha asegurado que la marca Mercedes-Benz ofrecerá “al menos” una versión electrificada en cada segmento en el año 2022. Por su parte, Smart, que ya es “completamente eléctrica” en Norteamérica, realizará el cambio en Europa en 2020.

“Al mismo tiempo, estamos electrificando nuestras furgonetas, camiones y autobuses y tenemos muchos planes, que también van más allá de nuestros productos”, ha añadido Zetsche, quien ha señalado que es necesario una mentalidad interna “correcta” para lograr un cambio “real”.

Fuente: Cinco Días

2018-04-05T09:43:28+00:00