En España las gestoras de fondos no desembolsan las astronómicas cifras que se mueven en la City londinense o en Wall Street para remunerar a sus empleados. Aun así, las retribuciones del sector están en la banda alta de los sueldos españoles y suponen varias veces el salario medio de los trabajadores de este país (algo más de 23.000 euros al año, según el Instituto Nacional de Estadística)

La nómina media anual correspondiente a 2016 que las algo más de 100 instituciones de inversión colectiva registradas en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) abonaron a sus trabajadores fue inferior a los 100.000 euros. Sin embargo, algunas gestoras pequeñas especializadas en un activo concreto (denominadas boutiques en la industria), doblan o casi triplican esos emolumentos.

Tras analizar los informes de auditoría de 2016 (últimos disponibles) de las principales entidades del país, la conclusión es que Bestinver es la que mayores sueldos reparte entre sus empleados. La gestora propiedad de la familia Entrecanales, máximos accionistas de Acciona, registró un gasto de personal —incluye salarios y cargas sociales— por valor de 16,067 millones de euros. La plantilla media de Bestinver en 2016 la formaban 58 personas, que recibieron de media 277.017 euros. En este cálculo se incluyen auxiliares y administrativos, por lo que el sueldo medio de los gestores fue seguramente superior a esa cifra.

En segundo lugar en la clasificación salarial se situó Omega Gestión, aunque no es una gestora comercial al uso, ya que se dedica básicamente a invertir el patrimonio de su propietaria, Alicia Koplowitz. El gasto medio en el que incurrió el family office por sus ocho empleados fue de 256.375 euros. En el caso de otra de las principales gestoras cerradas, Pactio Gestión (de la familia Del Pino, dueños de Ferrovial), la retribución de los empleados fue bastante inferior a la de Omega, situándose en 129.125 euros.

Diferencias de género

La consultora Heidrick & Struggles ha publicado recientemente un informe sobre las tendencias en materia retributiva dentro del sector de fondos de inversión. Una de las conclusiones de este estudio, basado en entrevistas a 500 profesionales de todo el mundo, es las mujeres también sufren desigualdad salarial frente a los hombres. En el departamento de ventas de las gestoras, los varones reciben una compensación total (sueldo base más bonus) de 619.192 dólares, un 6% más que los 583.619 dólares que aseguran ganar las mujeres que ocupan ese mismo puesto. Este diferencial se da también en lo que los consultores definen como líderes (gestores con más de 20 años de experiencia): 939.418 dólares frente a 839.367 dólares.

En los siguientes puestos del escalafón salarial se encuentran dos firmas independientes, donde los gestores tienen la mayoría del capital, especializadas además en los denominados fondos alternativos. Se trata de Cygnus, con un gasto medio por empleado de 245.714 euros, y Cartesio (226.500 euros).

Control de gastos

Más austeras en sus políticas retributivas son las grandes gestoras por tamaño del mercado español. Entre las tres firmas que más patrimonio administran de la industria, el gasto medio por empleado más alto corresponde a Santander Asset Management, con 119.146 euros. En el caso de BBVA AM, la compensación media en 2016 fue de 106.845 euros, mientras que Caixabank pagó a sus gestores 95.557 euros.

Las cifras tanto de las firmas independientes como de las grandes gestoras españolas palidecen en comparación con los profesionales mejor pagados, no solo de la industria financiera, sino de cualquier sector, como son los gestores de fondos de alto riesgo o hedge funds anglosajones. La publicación Institutional Investor’s Alpha lleva 16 años elaborando un ranking con los profesionales mejor pagados de Wall Street. En 2016, los 25 gestores que encabezaban esta lista recibieron de forma conjunta 11.000 millones de dólares. «Aunque pueda parecer mucho dinero, en realidad es la cifra más baja desde 2005, cuando los 25 mejores salarios sumaron 9.400 millones», matizan los expertos de la revista. La caída salarial se debe fundamentalmente a que 2016 fue un mal año para los hedge funds, con importantes reembolsos y su consiguiente impacto en los bonus.

El gestor mejor pagado fue James Simons. El fundador de Renaissance Technologies recibió un total de 1.600 millones de dólares y es el único que ha estado presente entre los 25 inversores mejor pagados durante las 16 ediciones de esta clasificación. Simons es el pionero del uso de fórmulas matemáticas (algoritmos y series estadísticas) en el mercado. Antes de crear su propia gestora, colaboró con el Departamento de Defensa de EE UU descifrando códigos secretos en plena Guerra Fría. Para él, no hay imposibles a la hora moverse en la Bolsa. «Si podemos predecir la órbita de un cometa, ¡cómo no vamos a ser capaces de predecir la evolución de las acciones de Citigroup!», explicó a la revista Bloomberg Markets en enero de 2008.

Junto a Simons, solo otro gestor superó los 1.000 millones de dólares en 2016: Ray Dalio. El fundador de Bridgewater —el mayor hedge fund del mundo con activos valorados en 150.000 millones— se embolsó 1.400 millones. Hijo único de una pareja de italoamericanos, nació en Queens (EE UU) en 1949. Con solo 12 años, entró a trabajar como caddie en el Links Golf Club. Entre los socios a los que les llevaba los palos y le daban propinas estaban muchos brókeres de Wall Street. Toda una premonición. Su personalidad no deja indiferente y sus críticos le acusan de dirigir su compañía como si fuera una «secta maoísta». Dalio ha escrito un texto de 100 páginas que es de obligada lectura para las nuevas contrataciones. Son sus «principios», una mezcla entre un libro de autoayuda, un texto de gestión y unas reflexiones sobre las leyes de selección natural. El principio 24 reza así: «Pregúntate a ti mismo si te has ganado el derecho a tener una opinión». El 17 dice: «Cuando has experimentado dolor, acuérdate de ese momento para reflexionar».

Fuente: El País