¿Cuándo llegará la próxima recesión a Estados Unidos?

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/¿Cuándo llegará la próxima recesión a Estados Unidos?

La economía de EE UU navega a toda marcha. El país tiene una tasa de paro al filo del 4%, lo que implica pleno empleo, las compañías creen que sus ventas crecerán en los próximos meses y no paran de invertir. Los datos de confianza empresarial son positivos… ¿Hay entonces algo por lo que preocuparse?

Muchos economistas consideran que sí, aunque las razones que apuntan son variadas. En primer lugar, porque el ciclo económico que vive el país ya es extremadamente largo. Tras la recesión de 2008, Estados Unidos ha encadenado una larga racha de crecimiento constante. La propia extensión del ciclo expansivo empieza a poner nerviosos a muchos analistas económicos, que escudriñan los indicadores adelantados de actividad para calibrar en qué momento el país comenzará a frenarse. Coinciden en que la reforma fiscal de Donald Trump será una vía para intentar prolongar al máximo el ciclo alcista, pero aun a riesgo de provocar el sobrecalentamiento de la economía y de precipitar una recesión.

En manos de la Reserva Federal y del ritmo con que vaya subiendo los tipos de interés –ni muy lento, bajo el peligro de crear nuevos excesos, ni muy rápido, a riesgo de hacer frenar en seco en crecimiento– estará en gran medida que el final de ciclo derive en una nueva crisis, como ya apuntan algunos, o en una desaceleración suave. El debate está servido.

BBVA: “Sin amenazas a la vista en el próximo año y medio”

Joaquín García Huerga, director de estrategia global de BBVA Asset Management. Joaquín García Huerga, director de estrategia global de BBVA Asset Management.

El director de estrategia global de BBVA AM, Joaquín García Huerga, lleva tiempo diciendo que el ciclo económico actual de Estados Unidos es distinto a los anteriores: más largo pero con menores tasas de crecimiento. “De momento, la economía estadounidense presenta un crecimiento sano, con un consumo estable y una inversión repuntando. Además, este año y el próximo se beneficiarán de las rebajas de impuestos y planes de gasto público. Por tanto, y salvo un shock externo o un hecho imprevisible, parece poco probable que veamos una recesión en los próximos dieciocho meses”, explica el experto.

Para García Huerga, la principal amenaza que presenta la economía norteamericana es “morir de éxito”. Una combinación de aumentos de salarios, y estímulo fiscal, podría implicar repuntes de la inflación, subidas adicionales de tipos de interés, y acabar frenando la economía, reflexiona.

Unicredit: “Vemos un 73% de probabilidades de recesión en 2020”

El economista jefe de EE UU de Unicredit, Harm Bandholz. El economista jefe de EE UU de Unicredit, Harm Bandholz.

El economista jefe de EE UU de Unicredit, Harm Bandholz, se suma a quienes ven en la reforma fiscal de Trump la medida que intentará retrasar el repliegue económico que inevitablemente está por llegar. El experto recuerda que EE UU está en un nivel de pleno empleo y en un período de crecimiento que será pronto el segundo más largo de la historia. Pero advierte que ese crecimiento se sustenta sobre todo en un potente estímulo fiscal, que cuando se disipe dejará un escenario bien distinto. “Nuestro modelo atribuye un 73% de probabilidades de que haya una recesión en los dos próximos años, y un 85% de probabilidad de que esa recesión se produzca en los tres próximos años. Si bien la economía de EEUU mantendrá su solidez en 2018, las empresas y los inversores deberían estar preparados para una desaceleración del crecimiento en 2019 e incluso para una recesión en 2020”, sostiene.

UBS: “Desaceleración sí, no recesión”

Roberto Ruiz-Scholtes, director de estrategia de UBS Banca Privada en España. Roberto Ruiz-Scholtes, director de estrategia de UBS Banca Privada en España.

“La dinámica actual es muy positiva. La probabilidad de una recesión en EE UU en 2020 existe, es un elemento de incertidumbre pero es adelantarse demasiado al futuro, no es nuestra previsión”, explica el director de estrategia de UBS Banca Privada en España, Roberto Ruiz-Scholtes. De hecho, la firma trabaja con un escenario en el que la economía estadounidense se acelerará en 2019, resultado de los efectos de la reforma fiscal, pero sin llegar a contraerse al año siguiente. Así, prevé un alza del PIB en EE UU del 2,7% este año, frente al 2,3% de 2017; del 3% en 2019 y del 2% en 2020. “Será un escalón hacia abajo, ni mucho menos una recesión”, apunta Ruiz-Scholtes, para quien el termómetro fundamental para aventurar una recesión es el mercado crediticio. “Una recesión no surge de la noche a la mañana. Tendríamos que ver tensión en las condiciones crediticias, excesos, impagos. Y no es el caso”.

Trea: “El cambio de ciclo se producirá como mucho en dos años”

Ricardo Gil, responsable de asignación de activos de Trea Asset Management. Ricardo Gil, responsable de asignación de activos de Trea Asset Management.

El responsable de asignación de activos de Trea Asset Management, Ricardo Gil, observa desde hace meses con cierta preocupación algunos indicadores adelantados del mercado. “El consenso general del mercado es que estamos en la parte final del ciclo económico, la gran duda es en qué momento empezará la desaceleración y la posible recesión en Estados Unidos”, apunta Gil. Este economista considera que ya hay algunas señales de agotamiento, aun teniendo en cuenta la rebaja fiscal que ha anunciado el presidente Donald Trump. “Se nota en las ventas de los grandes grupos textiles, como Inditex o H&M, también están flojeando las ventas de coches”, explica. La percepción de que la expansión económica norteamericana está llegando a su fin es generalizada. “Parece claro que de aquí a dos años la economía se dará la vuelta; la gran duda es si será en 2020 o será antes”.

Andbank: “La Fed maneja bien la retirada de estímulos”

Alex Fusté, economista jefe de Andbank. Alex Fusté, economista jefe de Andbank.

“Las recesiones llegan cuando se da una condición, que el coste del capital sea superior o igual al retorno del capital, algo que aún no ocurre en Estados Unidos”. Así de claro se muestra Alex Fusté, economista jefe de Andank. Este experto recuerda que hoy las empresas se financian por término medio a un coste del 1,8%, mientras que están logrando unos retornos del 4,3%, “por lo que no podemos hablar de recesión a la vista”. A su juicio, este escenario está aún lejos si se tiene en cuenta además la ausencia de inflación y la reforma fiscal impulsada por la administración Trump. Además, considera que la Reserva Federal “está manejando bien la retirada de estímulos monetarios” para no dañar la economía. Respecto a la situación bursátil, Fusté ve con buenos ojos las correcciones que ha sufrido Wall Street en las últimas semanas y cree que las valoraciones actuales son razonables.

AFI: “No vemos recalentamiento de la economía”

Victor Echevarría, analista de AFI. Victor Echevarría, analista de AFI.

La visión de AFI sobre el horizonte a medio plazo para la economía estadounidense es de desaceleración suave a partir de 2019. Su analista Víctor Echevarría reconoce que la teoría económica indica que llegados a una situación de pleno empleo, con más presión inflacionista y rápidas subidas de tipos de interés, crecen las probabilidades de que la situación desemboque en una recesión. “Pero no estamos ahí. No hay señales de agotamiento, que se vean en el endurecimiento de las condiciones financieras. Y la inflación está tardando en repuntar. Cae el desempleo y no vemos sobrecalentamiento de la economía”, añade. Echevarría advierte que un estímulo fiscal como el que ha impulsado Trump tiene más sentido en un momento más inicial del ciclo económico, si bien el hecho de activarlo con la economía ya en un momento muy maduro no tiene por qué acelerar una recesión.

Fuente: El País

2018-03-25T09:26:18+00:00