Crecimiento sólido y sostenido

Desaceleración en las ventas de automóviles de mayo, pero solo aparente: la subida del 7,2% supone una ligera ralentización frente a abril, pero se debe a la caída de las entregas a alquiladores, que bajaron un 4,7% respecto al mismo mes del año pasado. En cambio, en el canal de particulares (el más rentable) subieron con fuerza un 12,3%. También en el de empresas, que, con un 13,6% de aumento, confirman el buen momento económico. Y el mercado crece un 10,6% en el año.

Frenan las ‘premium’. Mes mediocre para las tres marcas exclusivas alemanas, con caídas en Audi (-13,3%) y Mercedes (-10,8%) y ligera subida en BMW (+2%), y todas por debajo del mercado. “En mayo hemos tenido retrasos en la llegada de algunos SUV por la alta demanda”, asegura José Miguel Aparicio, director de Audi España. En Mercedes también ha afectado la renovación del Clase A y el Clase C, dos modelos de volumen, y en BMW la llegada de los nuevos X4 y X5. En cambio, en las marcas de prestigio minoritarias los resultados son variados. Mientras DS (59%), Jaguar (26%), Lexus (24%) e Infiniti (16%) subieron con poderío en mayo, otras como Alfa Romeo (-12%) cayeron. Y entre las especialistas en 4×4, el tirón de Jeep (+80,3%) contrasta con la caída de Land Rover (-24,2%), que acusa el final del ciclo de vida del Evoque, su superventas.

Opel domina en rent a car. La marca alemana lidera las ventas a alquiladores al inicio de la temporada turística: 17.365 unidades, un 13,5% menos que en 2017. Le sigue Fiat con 16.699 (+3,9%), el 62% de sus matriculaciones totales. Y a continuación se sitúa Seat con 14.776 (+8,5%).

Los resultados positivos están disparando el optimismo en el sector, que a pesar de las últimas incertidumbres políticas confía en un cierre de año muy positivo: “No recuerdo haber tenido una cartera de pedidos como la actual”, aseguraba Laura Ros, directora de Volkswagen Turismos en España, en una mesa redonda celebrada en EL PAÍS el 31 de mayo, justo en pleno cierre del mes. Mikel Palomera, su homónimo en Seat, lo corroboraba: “Si seguimos así podemos superar las previsiones de 1.300.000 millones de turismos en 2018 y llegar a 1.350.000”. Y Jorge Tomé, responsable de Peugeot, extendía el optimismo a los comerciales: “Estos vehículos reflejan bien el momento económico y sumando sus ventas, se puede llegar a 1,5 millones en 2018”.

El ambiente favorable se refleja en las cifras de mayo, con las cinco primeras marcas superando las 10.000 entregas en España, un volumen contundente que no se lograba desde hace una década. Pero ha sido Seat la que ha dado un paso más para afianzar su liderazgo, con 500 unidades de ventaja sobre Renault en mayo, que ha hecho también un gran mes, y otras 1.200 sobre Volkswagen. A continuación se han situado Opel y Peugeot, a apenas 200 matriculaciones, y la última a solo 16 de su marca hermana en el grupo francés. Por detrás, Fiat se ha alzado al sexto puesto con 100 unidades de ventaja sobre Citroën, mientras Kia, Toyota y Hyundai completan los 10 primeros puestos y vuelven a dejar de nuevo a Ford fuera del top ten mensual.

En el acumulado del año, Seat se reafirma en el primer puesto, con casi 4.500 unidades de ventaja ya sobre Volkswagen, 6.700 sobre Peugeot y 9.000 sobre Renault, que al igual que Opel empiezan a descolgarse. Y por detrás, Citroën y Toyota se distancian ligeramente de un pelotón formado por Fiat, Kia, Ford, Nissan, Hyundai y Audi, en lucha cerrada por entrar en los 10 primeros puestos.

Nuevo empujón de Seat

Parecía más un deseo que una realidad hace dos años, cuando Mikel Palomera anunció el objetivo de recuperar en 2018 el liderato de Seat en España. Pero si en 2017 estuvo ya cerca, a un mes de cumplir la mitad del ejercicio mantiene el primer puesto con solidez. En mayo ha dado otro paso más para afianzarse en cabeza y eleva la ventaja sobre Volkswagen a casi 4.500 unidades. “Ha sido un mes muy positivo para Seat, con un crecimiento del 37% en las ventas, 30 puntos más que el mercado, que sube un 7%. Además, somos líderes en el mes y en el año, tanto por marcas como por modelos, con el León. Y hemos superado las 50.000 unidades en los cinco primeros meses”, señala el director de la marca en España.

La solidez de Seat se apoya en sus buenas cifras en todos los canales: “El crecimiento es significativo en todos, pero destacan el de empresas (+29%) y el de particulares (+19,3%). En este último además, hemos situado nuestros cuatro modelos principales —Ibiza, León, Arona y Ateca— entre los 15 más vendidos, algo que no logra ninguna otra marca. Y la demanda confirma con claridad la preferencia de los clientes privados por los SUV: siete de los 10 coches más vendidos son de este tipo”, resalta Palomera.

Fuente: El País

2018-06-02T10:07:00+00:00