El Ministerio de Consumo ha anunciado una futura regulación de la publicidad de juguetes y juegos dirigidos a menores de edad para «que se eliminen los mensajes sexistas», según ha explicado en un comunicado.

En él, la cartera que dirige Albeto Garzón subraya que el objetivo de estas nuevas normas sería el de transmitir «una imagen igualitaria, plural y no estereotipada», evitando que los mensajes publicitarios muestren sesgos de género «en la presentación que hacen de niños y niñas». «Consumo se plantea desarrollar la actual regulación publicitaria para que las comunicaciones comerciales motiven decisiones de compra que no reproduzcan roles discriminatorios en el juego infantil», apuntan desde el ministerio. Este comenzará de inmediato un proceso de información y participación en el que se recogerán «valoraciones de personas expertas en igualdad e infancia, asociaciones de consumo, medios de comunicación, agencias de publicidad y anunciantes».

Consumo argumenta la necesidad de iniciar estos cambios en la regulación en datos del Consejo Audiovisual de Andalucía, que cifra en un 54% la cantidad de anuncios de juegos y juguetes que reproducen «estereotipos sexistas y discriminatorios». Este ministerio también ha anticipado que estudia la fórmula para «impedir la aparición de mensajes que contribuyen a la sexualización temprana de las niñas». En concreto, Consumo dice que pretende «evitar que las niñas aparezcan en la comunicación comercial con una presencia hipersexuada, como objetos sexuales maquilladas y vestidas como adultas o en poses seductoras».

Este será el segundo gran proyecto de regulación de Consumo relacionado con el ámbito publicitario, después del real decreto puesto en marcha para acotar la publicidad del juego online, que quedará limitada a un horario de 1:00 a 5:00 de la mañana, salvo en eventos deportivos a partir de las 20:00 horas, y que también limitará el tipo de mensajes, evitando las ofertas de bonos de captación o las invitaciones explícitas a apostar.

Fuente: Cinco Días