Botín exige a Bruselas que equipare la regulación de la banca con las fintech

/, Actualidad Económica, Cinco Días/Botín exige a Bruselas que equipare la regulación de la banca con las fintech

La presidenta del banco Santander, Ana Botín, ha exigido este martes a la Comisión Europea y al Banco Central Europeo que sometan a las plataformas digitales que ofrecen servicios de pago a la estricta regulación del sector bancario o que eximan a las entidades financieras de ciertas obligaciones en relación con ese tipo de servicios.

Los datos de Citgroup apuntan que la banca europea puede perder antes de 2025 un tercio de sus ingresos procedentes de los servicios de pago, inversión y financiación de pequeñas y medianas empresas como consecuencia de la irrupción de canales alternativos o fintech. Entre esos canales destacan los ofrecidos por plataformas estadounidenses como Google, Facebook o Apple.

No pedimos ayuda, reclamamos una competencia en igualdad de condiciones“, ha señalado Botín durante un debate patrocinado por la entidad española en la biblioteca Solvay de Bruselas. “A igual actividad, idéntica regulación”, ha insistido la ejecutiva del banco en un foro organizado con un formato rompedor (basado en intervenciones de todos los posibles y sin preguntas directas a los miembros del pánel), restringido (apenas medio centenar de personas) y con nutrida presencia de representantes de las instituciones comunitarias.

El novedoso evento es la última señal de la ofensiva del Santander para intentar que los reguladores europeos adapten la normativa sobre servicios de pago. Bruselas quiere impulsar el desarrollo de métodos de pago alternativos (facilitados por la directiva que entró en vigor en enero de este año), para aumentar la competencia en el sector, reducir comisiones y permitir el acceso al comercio electrónico al 60% de la población europea que, según Bruselas, no dispone de una tarjeta de crédito.

Botín ha asegurado que las entidades bancarias están dispuestas a entrar en esa competición, pero siempre y cuando se iguale la normativa para todos los operadores. Si la CE, como parece no desea regular los canales alternativos o fintech, Botín propone como alternativa que se excluya completamente de la regulación bancaria los servicios de pago. “Eso nos permitiría crear una filial dedicada solo a esos servicios”, señala la directiva del primer banco europeo por capitalización bursátil.

“El 70% de los millenials prefieren ir al dentista antes que a una sucursal bancaria”

La ejecutiva acusa a los reguladores de poner trabas a las entidades financieras. Y pone como ejemplo el desarrollo de OpenBank (la plataforma digital del Santander), que con solo 70 empleados tiene más de un millón de clientes. “Nos costó cuatro meses convencer a Fráncfort”, se queja Botín en alusión a las reticencias del BCE, supervisor de la banca de la zona euro.

Pero el de Bruselas no era un acto promocional al uso y Botín también ha tenido que escuchar críticas dirigidas al sector bancario y a la desconfianza que genera entre una parte de la opinión pública, en particular, entre los más jóvenes.

“El 70% de los millenials prefieren ir al dentista que a una sucursal de banco”, se cita en el documento elaborado por una consultora como base para el debate de Bruselas. Y se subraya que “en Reino Unido [mercado clave para el Santander] la mitad de las personas que usan Monzo, una de las primeras aplicaciones bancarias, tienen menos de 30 años”.

Uno de los altos cargos de la Comisión Europea presentes en el acto también ha acusado al sector de cierta “complacencia” y “lentitud” ante el avance de la tecnología. “A veces, las grandes entidades tienen una burocracia más pesada que las administraciones”, lanzó esa fuente.

Botín encajó las críticas. Pero contraatacó. Y reprochó a Bruselas su temeraria candidez al desarmar de defensas a los bancos europeos “mientras que EE UU y China mantienen cerrados sus mercados”. La directiva lamentó la pérdida de peso de las entidades del Viejo Continente en la escena global. “Hace 10 años, los mayores bancos europeos eran tan grandes como los estadounidenses. Hoy son la tercera parte”, lamentó.

La presidenta del Santander acusó también a los organismos comunitarios de facilitar el trasvase de ingentes recursos fiscales al otro lado del Atlántico. “En 2017, Santander pagó en España 2.400 millones de euros en impuestos. Las plataformas digitales, según datos recogidos por la prensa, apenas 20 millones”, ilustró su crítica.

Botín recordó a Bruselas que algunas de esas plataformas operan en condiciones monopolísticas en sus respectivos mercados y aprovechan para fijar precios presuntamente abusivos a sus clientes europeos. “Google subasta su publicidad y en un mes, por ejemplo, nos ha subido las tarifas un 50%”. se quejó.

La CE trata a esas plataformas como si fueran startups innovadoras pero la capitalización bursátil de Apple (786.000 millones de euros) supera la de los 10 mayores bancos europeos juntos (675.500 millones), según el documento base del acto del Santander en Bruselas.

Pero el mismo folleto reconoce que “las finanzas son el sector que menos confianza genera, con un 54% y las tecnológicas, el que más, con un 75%”. “Felicito a los organizadores por afrontar la realidad”, agradeció uno de los inrtervinientes en el acto.

Fuente: Cinco Días

2018-06-06T17:02:46+00:00