Así son las cuentas para atraer a los jóvenes

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/Así son las cuentas para atraer a los jóvenes

Ser joven para nada está reñido con tener una cuenta bancaria. No tener todavía una nómina no es impedimento para poder acceder a la amplia oferta de la banca diseñada específicamente para clientes menores de 30 años. De hecho, a diferencia de las cuentas tradicionales, las entidades financieras apenas exigen ataduras y despliegan todo un abanico de ventajas con las que atraer a un público en general poco familiarizado con las finanzas personales.

Las cuentas dirigidas a jóvenes no suelen tener comisiones de ningún tipo, dispensan tarjetas de débito y crédito gratis sin imponer un uso mínimo y facilitan las transferencias y las retiradas de dinero desde el extranjero, a tenor de la gran predisposición de los jóvenes para viajar y de los muchos que estudian fuera de España. Algunas incluso ofrecen pequeñas remuneraciones o devuelven recibos y compras. Además, ante una generación habituada al uso de las nuevas tecnologías, no faltan los servicios de pago y contratación a través del móvil.

Desde Caixabank aseguran que los jóvenes son un “público muy diferente a las generaciones anteriores porque no quieren ir a las oficinas”. Es por eso que en ImaginBank, el banco exclusivamente móvil de CaixaBank, disponen de un producto que, según la entidad, encaja perfectamente con el segmento millennial porque ofrece “una experiencia genuinamente digital en la que la operativa es simple, todo está a un click de distancia y el servicio es instantáneo”.

No se requiere la domiciliación de la nómina, aunque algunas entidades ofrecen más beneficios a quienes lleven los ingresos

Fuentes de Bankinter señalan que “el objetivo es empezar a captar un tipo de cliente joven desde el producto más básico, como es una cuenta corriente, y ser capaz de vincularlo desde el principio a la espera de que esos jóvenes vayan creciendo personal, económica y profesionalmente y poder llegar a ofrecerles en un futuro una propuesta de valor más completa y que encaje con lo que ofrece el banco para el perfil tipo de sus clientes”. La entidad comercializa la Cuenta 22, focalizada a los menores de 22 años (si bien es contratable hasta la edad de 25 años), que no exige saldo mínimo ni domiciliar recibos. “El perfil de 21 a 25 años ya empieza a tener sus primeros ingresos y cierta capacidad para establecer usos y hábitos de tipo financiero: alguna domiciliación propia, uso de tarjetas, transferencias, etc.”, apuntan las mismas fuentes.

Una de las últimas en salir al mercado es la Cuenta Joven db de Deutsche Bank, que incluye una pulsera de pago contactless gratuita y pone a disposición del cliente un gestor personal. Permite además obtener hasta un 10% de devoluciones en más de 400 tiendas online, hasta un máximo de 150 euros al mes por cuenta. “Está pensada para aquéllos que todavía no cuentan con una nómina y que por tanto no pueden beneficiarse de las ventajas de la Cuenta Nómina de Deutsche Bank”, explica Fernando Camacho, responsable de Cuentas de Deutsche Bank España, que asegura que el producto está enfocado en las necesidades digitales de los jóvenes y su movilidad geográfica. “Les facilitamos sus primeros medios de pago, un servicio para enviar y recibir dinero a través del móvil y la posibilidad de sacar dinero desde el extranjero sin comisiones una vez al mes”, comenta Camacho, que subraya también las condiciones preferentes de financiación para este colectivo.

La versión para jóvenes de la Cuenta 1, 2, 3 de Banco Santander, llamada Cuenta 1, 2, 3 Smart, propone igualmente mejores condiciones por dos euros al mes, lo que da acceso a las ventajas de la Cuenta 1, 2, 3 Smart Premium, que bonifica hasta el 3% en las compras con tarjeta (con un máximo de diez euros mensuales) y ofrece la posibilidad de acceder a un iPhone X por 33,69 euros al mes con seguro de daños y a un Volkswagen Polo TSI por 269 euros al mes. También permite obtener una acción de la entidad de bienvenida y otra cada aniversario.

La totalidad de estas cuentas no requieren la domiciliación de la nómina, pero las hay que premian llevar ingresos recurrentes. Abanca, por ejemplo, da 150 euros de regalo para nuevas domiciliaciones de nómina por un importe mínimo de 600 euros al mes, cumpliendo ciertos requisitos como una permanencia de 24 meses y darse de alta en un servicio de e-correspondencia. La promoción es válida hasta el 31 de mayo.

Banco Sabadell, por su parte, ofrece a los titulares de entre 18 y 29 años las ventajas de su Cuenta Expansión sin necesidad de llevar los haberes, pero en caso de domiciliar la primera nómina devuelve el 10% del primer ingreso en el banco, con un máximo 50 euros. Dentro del programa Mi Primer Sabadell, también incentiva realizar la primera aportación a una Cuenta Ahorro 5 o el primer pago con tarjetas. Con todo, la entidad llega a abonar hasta 80 euros.

Por otro lado, Banco Mediolanum y KutxaBank son los únicos que actualmente tienen cuentas jóvenes remuneradas. La Cuenta Crecimiento de Mediolanum ofrece una rentabilidad del 1,75% TIN anual durante los tres primeros meses, hasta 15.000 euros de saldo medio. El TAE es del 0,43% en el supuesto de permanecer un año. Y, al domiciliar la nómina por un importe mínimo de 900 euros, pone a disposición del cliente el Servicio Crédito Nómina. Kutxabank da un 0,01% TAE.

Las hay que ofrecen pequeñas remuneraciones y bonifican las compras o hacen descuentos especiales en ocio o carburantes

Otras cuentas, como la Cuenta Online Blue BBVA, tienen el servicio descubierto de cuenta, con un límite autorizado para operar en descubierto. En Liberbank tienen promociones puntuales; en Ibercaja, el servicio Ibercaja Directo Joven gratuito, y en Evo Banco, extracciones gratis.

En cuanto a los niños, las cuentas dirigidas a los más pequeños, que normalmente no tienen ningún ingreso, “son cuentas fundamentalmente para hijos de clientes, cuya aportación será directamente realizada por sus padres”, aclaran en Bankinter. Se caracterizan también por la ausencia de comisiones (con alguna excepción) y ventajas adicionales, como putos canjeables en el caso de la Cuenta Súper Bat de Laboral Kutxa o invitaciones a películas o sorteos en Bankia. Algunas piden, eso sí, saldos mínimos. También rentabilizan el dinero, como en Openbank, un 0,15% TAE, o en ING, un 0,05% TAE.

En definitiva, las entidades coinciden en que los jóvenes y niños requieren un trato distinto, “con soluciones y servicios adaptados a sus necesidades”, según inciden en ImaginBank. “Son clientes complementarios a los tradicionales clientes bancarios, que tienen necesidades financieras de ahorro pero que buscan otra manera de hacerlo: más transparente, más divertido, más digital”, sostienen en Bankinter.

Fomento del ahorro

Metas. La Cuenta Coinc, remunerada al 0,30% TAE, permite a los padres iniciar a sus hijos menores de edad en los hábitos de ahorro. No se trata de una cuenta para niños como tal, sino que cualquier familiar puede darle su espacio dentro de su propia cuenta con la ‘Meta Junior’, con la que se pueden marcar objetivos de ahorro. A partir de una cantidad, un plazo y un destino para el dinero, el sistema informa visualmente de cómo evoluciona el ahorro digitalmente. También permite domiciliar recibos y llevar un control de los gastos. Además, ofrece cupones de descuento para compras en Amazon del 4%.

Libretas. Caixabank dispone de la Libreta Estrella Boing, la Libreta Estrella Super 3 (en Cataluña y Baleares), la Libreta Estrella La Banda (Andalucía) y la Libreta Estrella HIRU3 (País Vasco), que forman parte del programa de fomento del ahorro del público infantil, mediante la asociación a clubes infantiles.

Fuente: El País

2018-03-31T07:13:03+00:00