El gigante tecnológico Amazon triplicó su plantilla en España en 2018, pasando de tener 1.600 empleados fijos a finales de 2017 a los más de 4.800 que tiene ahora, según los datos facilitados hoy por la propia compañía, que justifica el fuerte nivel de contratación por la fuerte demanda de los clientes en el país y a las pymes que utilizan sus servicios.

La empresa señala que la cifra supuso duplicar el plan previamente anunciado el pasado julio, cuando dijo que crearía 1.600 nuevos puestos de trabajo en el año. Amazon aclara igualmente que ha fichado profesionales con diferentes perfiles y niveles de formación, “desde ingenieros y desarrolladores de software hasta puestos de nivel inicial”, que han ocupado puestos en diferentes zonas del país, desde la oficina corporativa en Madrid con más de 1.000 empleados, hasta Barcelona, donde la firma abrió el pasado año un centro de soporte a vendedores (Seller Support Hub) y un centro tecnológico (Tech Hub), pasando por la red logística de Amazon en toda España.

La multinacional precisa que muchos de estos puestos de trabajo los ha creado en los centros logísticos de San Fernando de Henares y Getafe (Madrid), así como en el Prat de Llobregat y Martorelles (Barcelona) y en las 8 estaciones logísticas ubicadas en todo el país. Todo este crecimiento de plantilla tuvo lugar el mismo año en que Amazon tuvo que afrontar varias huelgas en el primero de los centros citados, el mayor con que cuenta en el país, cuyos trabajadores se quejan de un empeoramiento de sus condiciones laborales tras acogerse la compañía al convenio regional de la logística, especialmente los referidos a salarios, categorías profesionales y complementos y salud laboral.

El pasado año también, según declara la propia compañía en sus cuentas presentadas en el Registro Mercantil, Amazon recortó un 9,1% el salario medio de su plantilla de almacenes en España, pasando las retribuciones por empleado los 28.173 euros en 2017 a 25.605 euros en 2018, según avanzó este martes La Información, que precisa que dichas condiciones son exclusivas de los trabajadores contratados por la filial del gigante del ecommerce, quedando al margen los contratados a través de ETT.

Desde Amazon, tanto Mariangela Marseglia, Country Manager de Amazon.es, como Fred Pattje, director de Operaciones de Amazon para España, defienden que la creación de los más de 3.200 nuevos empleos fijos en el país demuestra el compromiso de la compañía con España. “Esto nos permitirá mejorar aún más nuestro apoyo a los clientes españoles y al creciente número de pequeñas y medianas empresas independientes que venden en Amazon y utilizan los servicios de la compañía”, resaltan.

Pese a las huelgas de los trabajadores del centro de San Fernando de Henares, un conflicto que aún sigue abierto y judicializado tras no alcanzar un acuerdo entre las partes (el próximo 3 de septiembre se celebrará la vista del juicio), ambos ejecutivos defienden a través de un comunicado que todos los empleados de Amazon en España reciben un “salario competitivo y un completo paquete de beneficios, que incluyen seguro médico privado, descuentos en Amazon.es y programas de desarrollo profesional”.

El gigante estadounidense señala que ha invertido más de 1.100 millones de euros en sus operaciones en España desde 2011. La compañía también ha destacado que más de 10.000 puestos de trabajo en el país están respaldados por empresas que venden sus productos en Amazon.

Fuente: Cinco Días