La farmacéutica Almirall ha superado las previsiones de beneficio con las cuentas de 2019, en las que ha registrado un resultado neto de 105,9 millones de euros, un 36% más que el año anterior. El resultado ajustado ha sido de 136,1 millones para unas previsiones que iban de los 114 a los 131 millones de euros. Los ingresos han crecido el 11% hasta los 908,4 millones y el resultado de explotación, el 45%.

La empresa, además, ha publicado previsiones para 2020, año del que espera un resultado de explotación (Ebitda) de entre 260 y 280 millones. Eso significa un ligero descenso sobre los 304 millones registrados este año. La empresa espera que las ventas crezcan entre el 0 y el 5%.

«Este año habrá un impacto por la entrada de genéricos para Aczone 7.5% y, además, prevemos un nivel significativamente más bajo de los hitos y royalties provenientes de AstraZeneca, en línea con el menor nivel de ventas de los productos licenciados», señaló Peter Guenter, CEO de la compañía

En cuanto al dividendo, el consejo propondrá a la junta un abono de 0,23 euros por acción mediante la fórmula del scrip dividend, es decir, dando a elegir al inversor entre efectivo y acciones. La cantidad es un 13% superior a la abonada en mayo del año pasado.

Fuente: Cinco Días