Alantra consiguió en 2019 superar un peldaño más en su ambicioso plan de crecimiento. La boutique de inversión cerró el pasado ejercicio con un beneficio de 40,2 millones, un 14,7% más, mientras que los ingresos se elevaron hasta los 214,2 millones (un 6,6% más). Recoge así los primeros frutos del plan de expansión internacional que le ha llevado en los últimos meses a abrir oficinas en Hong Kong, Londres o San Francisco, entre otras localizaciones.

El negocio internacional ya supuso un 69,5% de los ingresos por el negocio de banca de inversión, que ascendieron en total a 165,2 millones. Los de la parte de gestión de activos cayeron un 26,8% hasta los 47,5 millones, debido a la venta del 50% de su división de banca privada a Mutua Madrileña. Los ingresos por comisiones de gestión de fondos y vehículos alternativos aumentaron un 3%.

Esta expansión internacional supuso un incremento de los gastos del 20,6% hasta los 171 millones. Además de la apertura de nuevas oficinas Alantra potenció en 2019 dos nuevas áreas de negocio. Adquirió 35% de Asabys Partners, una firma de venture capital. Y fichó a Juan Velayos como jefe de la división de inmobiliario.

El consejo ha acordado distribuir el 100% de su beneficio a los accionistas en forma de dividendo. Propondrá el pago de un dividendo adicional de 0,44 euros por acción, que se sume a los 0,6 euros pagados en diciembre.

Fuente: Cinco Días