Agbar, la primera gran empresa que anuncia que vuelve a trasladar su sede social a Cataluña

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/Agbar, la primera gran empresa que anuncia que vuelve a trasladar su sede social a Cataluña

La compañía de agua Agbar ha anunciado que vuelve a trasladar su sede social a Cataluña. El Consejo de Administración de la Sociedad General de Aguas de Barcelona (Agbar), matriz de Aguas de Barcelona, ha decidido regresar porque consideran que ya hay estabilidad económica. Trasladó el domicilio fiscal a Madrid el 7 de octubre de 2017, tras la fuerte tensión vivida en la comunidad por el referéndum independentista del 1 de octubre. La empresa ya señaló cuando se trasladó que lo hacía de forma temporal.

MÁS INFORMACIÓN

Agbar es la primera gran compañía que anuncia que da marcha atrás a su traslado y devuelve su domicilio social a Barcelona. Cientos de compañías cambiaron sus sedes sociales, y algunas incluso las fiscales, así como los grandes bancos, CaixaBank (que se mudó a Valencia) y Sabadell (se trasladó a Alicante). En el cuarto trimestre de 2017, 3.208 empresas solicitaron el traslado de sede fuera de Cataluña tras el referéndum ilegal del 1-O.

“La estabilidad económica ha propiciado que el Consejo de Administración de Agbar se haya decidido a adoptar esta medida. Agbar es accionista de diversas operadoras del ciclo integral del agua en Cataluña que durante este periodo han mantenido su sede social en Cataluña. El cambio del domicilio social no ha tenido afectación alguna en el servicio que prestamos a nuestros clientes ni ha afectado a las inversiones planificadas, que se han ejecutado en los plazos previstos, reafirmando así el compromiso que el Grupo mantiene históricamente con cada uno de nuestros usuarios”, ha señalado la empresa en un comunicado.

Una salida que se anunció como temporal

En octubre del pasado año, el consejo de administración de la Sociedad general de Aguas de Barcelona decidió seguir la estela de otras grandes corporaciones catalanas que sacaron sus sedes fuera de Cataluña. El consejo aprobó trasladar “de forma temporal” a Madrid la sede del grupo. Según explicó entonces la compañía, la decisión obedecía a la necesidad de “preservar la seguridad jurídica de los inversionistas” de la corporación y no afectaría al funcionamiento de los operadores del suministro de agua. El movimiento se hizo ante la posibilidad de que la semana siguiente el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, llevara al Parlamento catalán una declaración unilateral de independencia que complicara la gestión de la empresa.

Agbar está controlada en un 100% por la filial española de la multinacional francesa Suez Environment, que ya trasladó a finales de 2015 su domicilio social de Barcelona a Madrid.

Fuente: El País

2018-09-04T15:39:41+00:00