El grupo Acciona ha cerrado el primer semestre con un beneficio neto de 155 millones, con un descenso del 16,5% respecto a un mes de junio de 2018 en el que se registraron extraordinarios por la venta del negocio termosolar en España y la salida de Trasmediterránea. Al margen de estas operaciones, el resultado neto ordinario se dispara un 54,4%.

La compañía de infraestructuras y energías renovables ha declarado un ebitda de 659 millones, lo que implica un alza del 6,6%. A favor de Acciona juegan el crecimiento en el negocio de infraestructuras, que incluye ingresos del proyecto del Metro Ligero de Sidney (SLR) tras la firma de un acuerdo global con el cliente respecto a los sobrecostes, y la aportación de los nuevos activos internacionales de energía en operación.

Los ingresos globales de Acciona se sitúan en 3.570 millones, con un avance del 1,3%. Los negocios de Energía crecen un 1,2% en facturación, por el 5,8% de mejora en el área relacionada con la construcción y gestión de infraestructuras.

Las inversiones al cierre del primer semestre crecen un tercio en comparación con las de un año atrás, hasta los 701 millones

Las inversiones al cierre del primer semestre crecen un tercio en comparación con las de un año atrás, hasta los 701 millones. De este montante, 350 millones han sido destinados a Infraestructuras, por los196 millones que entran en el área de renovables.

La posición de deuda neta es de 4.738 millones, un 9,4% superior a la del cierre de 2018.

Menos ebitda en Energía

Por divisiones, Energía aporta 1.035 millones de facturación, con el citado aumento del 1,2%, y un ebitda un 0,8% menor al de un año atrás, de 389 millones. La empresa explica que excluida la aportación del negocio termosolar en la primera mitad de 2018 y el efecto de la NIIF 16, el resultado bruto de Energía habría crecido un 4,8%.

La actividad de generación internacional eleva su ebitda un 15,2% de la mano de los nuevos activos en operación. Este mejor comportamiento compensa el descenso en la generación en España (un 16,3% menos) tras la citada desinversión en el campo termosolar y la menor producción, esencialmente hidráulica.

Acciona ha aumentado su capacidad instalada en 309 megawatios (MW), con proyectos en España (83MW), EEUU (85MW), Chile (84MW) y Ucrania (58MW).

En el caso de Infraestructuras, la cifra de negocios se sitúa en 2.465 millones, con un 5,8%. El ebitda de la división mejora un 27% y se sitúa en 251 millones. El negocio de Construcción e Industrial, lleva sus ventas en el semestre hasta los 1.759 millones, con un aumento del 8,3%, mientras su ebitda es de 201 millones. Esta última cifra contiene un ascenso del 90% por la ejecución de proyectos internacionales y el impacto del referido acuerdo sobre SLR en Australia.

La cartera total de Infraestructuras (Construcción, Industrial, Agua y Servicios) sube hasta los 11.548 millones, un volumen un 6,5% superior al del cierre de 2018. El 67% de esta reserva de contartos está firmado fuera de España.

La actividad inmobiliaria mejoró sus ingresos hasta los 56 millones (+281,5%) por la aceleración de la entrega de las promociones residenciales durante el semestre.

Fuente: Cinco Días